Select Page

Se contradicen Enrique Alfaro y Mirza Flores sobre asistencia al partido de los Lakers

Se contradicen Enrique Alfaro y Mirza Flores sobre asistencia al partido de los Lakers

Guadalajara, Jalisco.-La asistencia del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, a un partido de los Lakers en Los Ángeles, California, mientras se encontraba de gira laboral, ha generado contradicciones entre los demás miembros del gobierno estatal que también asistieron al encuentro deportivo.

Aprovecha Alfaro visita a Los Ángeles para ver a los Lakers

En principio, la principal crítica hacia el mandatario estatal giraba entorno a su asistencia al encuentro mientras en el estado se registraba un promedio de 10 homicidios dolosos por día, según documentaron diversos medios locales. Posteriormente los juicios se avocaron a la posible utilización de recursos públicos para costear las entradas (en primera fila) que algunas estimaciones colocaban un valor de hasta 6 mil 500 dólares.

Y es que el pasado 27 de febrero el gobernador jaliscense asistió al partido de baloncesto acompañado del coordinador del gabinete económico de la entidad, Alejandro Guzmán, los diputados de Movimiento Ciudadano, Mirza Flores y Esteban Estrada y el exlegislador panista Jorge Salinas.

En este tenor, Flores argumentó este lunes ante medios de comunicación que un empresario tequilero─de quien no reveló el nombre─fue quien pagó y reservó las entradas al juego entre el equipo angelino y los Pelícanos de Nueva Orleans.

Empresario pagó boletos para ver a los Lakers, asegura diputada

Este mismo día, a través de sus redes sociales, Enrique Alfaro desmintió las declaraciones de la legisladora y aseguró que “cada persona con la que fui al partido de básquetbol pagó su entrada” y “como es difícil encontrar boletos, un amigo se encargó de conseguirlos y yo le pagué tanto el mío como el de mi pareja. El que utilizó la diputada quedó libre porque mi amigo canceló al final su asistencia”.

Agregó el mandatario estatal que “mi boleto de avión y el de mi pareja, así como nuestro hospedaje, los pagué yo. No lo hice con dinero público. Así de simple”.

De igual forma colocó en sus cuentas de Twitter y Facebook la imagen de un boleto de asistencia al citado partido de baloncesto en el cual se aprecia un costo de 382 dólares (alrededor de 6 mil 396 pesos al tipo de cambio del día del encuentro).

“Como hay quienes quieren seguir con el tema, voy a aclarar las cosas de una vez por todas. No es tan difícil de entender, decidí ver un juego de la NBA en mi tiempo libre y con mi dinero. Es mentira que cada boleto cueste miles de dólares y aquí está la prueba”, escribió Enrique Alfaro en sus redes sociales.

Durante el partido, junto al mandatario y los demás miembros del gobierno de Jalisco, se encontraban figuras como el boxeador Floyd Mayweather y el actor de Hoollywood Adam Sandler.

 

Posible violación a la Ley General de Responsabilidades Administrativas

Pese a las declaraciones de Alfaro Ramírez, el gobernador del estado y sus acompañantes podrían haber incurrido en una ilegalidad si, como Flores declaró, fue un empresario quien les otorgó las entradas al juego.

El 19 de julio de 2017 entró en vigor la Ley General de Responsabilidades Administrativas, la cual establece que cualquier funcionario público del país deberá “abstenerse de exigir, aceptar u obtener cualquier tipo de regalo, obsequio o dádiva indebido con motivo de sus funciones”.

Esta obligación, contenida en los artículos 7, fracción II (40, 52 y 66) de la referida ley, establece además que las dádivas a servidores públicos no podrán extenderse a través de terceros.

“La misma prohibición aplica para el cónyuge, parientes consanguíneos o terceros con los que la persona servidora pública tenga relaciones profesionales, laborales o de negocios, o para socios o sociedades de las que la o el servidor público o las personas mencionadas formen parte”, establece la legislación.

Agrega: “En caso de incumplir con esta obligación, las y los servidores públicos estarían incurriendo en una falta administrativa grave, que podría ser castigada con suspensión o destitución del empleo, sanción económica o inhabilitación temporal para ejercer un cargo público, a juicio del Tribunal Federal de Justicia Administrativa”.

“En caso de que los servidores públicos, sin solicitarlo, reciban de un particular un regalo, obsequio o beneficio, con motivo del ejercicio de sus funciones, deberán informarlo inmediatamente a las Secretaría de la Función Pública (SFP). Si se trata de un bien, se deberá entregar al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes”, puntualiza la ley.

La Ley General de Responsabilidades Administrativas también contempla sanciones para particulares, ya que “éste puede incurrir, incluso, en cohecho, mismo que será sancionado en los términos de la misma ley”.

Con la ley anterior, era factible que un servidor público recibiera obsequios, siempre que éstos no excedieran el valor de diez veces el salario mínimo vigente en la Ciudad de México.

Comentarios

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir