Guadalajara, Jalisco.- A pesar de la controversia suscitada por el riesgo de que alumnos menores de edad contraigan el virus SARS-CoV-2 en el regreso a clases presenciales ─que inició desde el pasado 30 de agosto─, el suicidio ha sido fue la causa de muerte de 43 menores entre enero de 2020 y junio de 2021, mientras que en el mismo lapso sólo 21 fallecieron por la enfermedad Covid-19.

De acuerdo con información recopilada por el diario Mural, vía el Instituto Jalisciense de Salud Mental, indican que incluso menores de hasta 5 años se han quitado la vida en la entidad. Por ejemplo, destaca la fuente, “en 2020 una niña de 5 años se quitó la vida, mientras que este año, un niño de 8 hizo lo mismo”.

“El resto de los menores que se suicidaron tenían entre 11 y 17 años, siendo los de 16 donde se concentra el 35 por ciento de los casos”, expuso.

En contraparte, la Secretaría de Salud federal ha indicado que la enfermedad respiratoria causada por el coronavirus es de baja peligrosidad entre menores, quienes incluso no son considerados altamente contagiosos.

Tras la primera semana del regreso a clases, Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco, informó que 84 de cada 100 alumnos de educación básica optaron por regresar a las aulas, y sólo el 15.6% no asistipo presencialmente.

Además, sólo se han detectado 30 casos de Covid-19 que podrían haber surgido durante el regreso a clases, el resto, para un acumulado de 341 al día de hoy, surgieron fuera de las aulas.

En días pasados, Partidero consultó a Julio Villegas, psicólogo adscrito al Instituto Jalisciense de Salud Mental, quien explicó que la presencialidad escolar podría disminuir los índices de suicidio, ansiedad y depresión entre menores de edad.

En el 2020, el Salme atendió 3 mil 140 casos por ansiedad, 2 mil 663 por depresión y 268 intentos de suicidio. Los picos más altos se registraron en mayo con 585, 420 y 32 casos de ansiedad, depresión y tentativa de homicidio, respectivamente. En junio de ese mismo año, 405 jaliscienses pidieron ayuda a al instituto por problemas de ansiedad, 338 por depresión y 47 por intentos suicidas.

Las llamadas de auxilio a la línea de intervención en crisis bajaron un poco de enero a agosto de éste 2021, sin embargo, siguen siendo de alarma para las autoridades si se comparan con los datos de 2019, año previo de la crisis por el Covid-19.


También te recomendamos:

Disminuirá presencialidad ansiedad, estrés y hasta intentos suicidas

 

Comentarios