Guadalajara, Jalisco.-Una mujer que golpeaba a su hijo y lo obligaba a vender dulces en bares fue capturada por la Fiscalía del Estado de Jalisco, en el municipio de Ocotlán, y vinculada a proceso por los delitos de maltrato infantil y lesiones dolosas.

De acuerdo con las investigaciones, la mujer, de 45 años de edad, obligaba al menor a pedir lismona en diversos bares de Ocotlán, así como en la Plaza Principal y en la Plaza San Felipe. Esto desde que tenía siete años; actualmente tiene 10.

Las indagatorias también confirmaron que el niño era forzado por la ahora imputada a vender chicles en la central y en los camiones, a trabajar de “cerillo” en tiendas departamentales, como ayudante en las ladrilleras e incluso juntaba botes de aluminio y botellas de plástico, además de que limpiaba vidrios y hacía malabares en diversos cruceros de dicho municipio.

De igual forma se estableció que el dinero que obtenía el menor de edad, obligatoriamente se lo tenía que entregar a su madre, ya que en caso contrario, ésta lo atacaba a golpes bajo la advertencia de que lo iba a asesinar.

En inicio, fue la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes quien detectó al menor en riesgo, quien además presenta huellas de violencia en diversas partes del cuerpo, por lo que dicha instancia interpuso la denuncia correspondiente ante la Fiscalía del Estado en el Distrito IV con sede en Ocotlán.

Agentes investigadores lograron la captura de la mujer, quien fue presentada de inmediato ante el Juez Especializado en Control, Enjuiciamiento y Ejecución Penal y Justicia Integral para Adolescentes del IV Distrito Judicial.

Como resultado de la imputación que realizó la Fiscalía del Estado, la autoridad judicial consideró que existían suficientes elementos y dictó el auto de vinculación a proceso contra la mujer, a quien le dictó medidas cautelares diversas por el término de un año, entre ellas la prohibición de concurrir a determinadas reuniones o acercarse a ciertos lugares donde esté la víctima o comunicarse con ella.

El menor agraviado quedó bajo resguardo de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

Comentarios