Hoy, el gobierno de Guanajuato dio por terminada su estrategia de seguridad llamada “Golpe de timón” tras cumplir con su objetivo principal: capturar al líder del Cártel Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez Ortiz, alias “El Marro”.

“Lo que nos queda es seguir trabajando en la desarticulación de esta organización y de cualquier otro tipo de organización criminal que haga presencia en el estado de Guanajuato, tratando de afectar la paz y la tranquilidad”, aseguró Alvar Cabeza de Vaca, secretario estatal de Seguridad Pública.

Desde el 2018 Guanajuato se ubica como el estado más violento con un promedio de 13 homicidios dolosos diarios; de los cuales 91% están vinculados con la pelea entre el Cártel Santa Rosa de Lima y el Cártel Nueva Generación (CNG), considerado como el grupo criminal más poderoso de México.
Ambos grupos criminales buscan controlar el territorio estatal con el objetivo de traficar drogas, extorsionar, y en especial robar de combustible o “huachicoleo” como lo llaman en el país.
La violencia desembocó en un conflicto entre el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador y el del estado de Guanajuato, gobernado por el partido opositor PAN.
Pero, en un operativo en el que participaron fuerzas federales y estatales el 2 de agosto, capturaron al Marro en el municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas, quien ahora está en el penal federal de máxima seguridad del Altiplano.
La semana pasada, un juez federal impuso prisión preventiva y lo vinculó a proceso por delincuencia organizada en el robo de hidrocarburos.
En rueda de prensa, Cabeza de Vaca aseguró hoy que los principales objetivos del “Golpe de Timón” eran capturar al Marro, desmantelar su cártel y recuperar la comunidad de Santa Rosa de Lima, del municipio de Villagrán, al cual por mucho tiempo los policías no podían entrar.
“Este grupo que se apoderó de esta comunidad, aprovechó la necesidad de la gente, las reclutaban y las utilizaban como escudo para enfrentar a la autoridad, causando con ello un daño muy grande”, reconoció el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez.
Carlos Zamarripa, fiscal general de la entidad, señaló la captura de 970 presuntos miembros del Cártel Santa Rosa de Lima, el aseguramiento de 388 armas de fuego y el decomiso de 602 mil dosis de diversas drogas durante la estrategia “Golpe de timón”.
También agregó que al CNG le decomisaron 393 armas de fuego y alrededor de 270 mil dosis con 833 presuntos miembros detenidos de dicho cártel, liderado por Nemesio Oseguera alias “El Mencho”.
Por otro lado, Zamarripa indicó que el funcionario de comunicación social de la Fiscalía General del Estado, Elihú Ojeda, está desaparecido.
El sábado por la tarde, Ojeda salió del municipio de Valle de Santiago hacia Salamanca, ciudad a la que no llegó, de acuerdo al fiscal.
Con información de El Informador
Comentarios