Select Page

La industrialización de la violencia en Jalisco

La industrialización de la violencia en Jalisco

La inseguridad y la violencia en Jalisco esta fuera de control y estamos siendo testigos de cómo ésta se ha industrializado. Los ocasionales hallazgos de cadáveres han quedado en el pasado. Lo que está sucediendo en nuestra entidad es algo macabro.

Quienes practican la violencia se industrializaron, pues las herramientas que utilizan son de alto nivel. Han abandonado el uso de palas, picos y azadones para la confección de tumbas clandestinas, y ahora utilizan trascabos que pueden hacer pozos gigantes en un par de horas.

Han quedado atrás los machetes y cuchillos para desmembrar cuerpos e intentar de borrar evidencias. A estos los han sustituido las sierras eléctricas o de combustible, con la finalidad de descuartizar y desmembrar personas, a la usanza industrial.

Hacer fosas clandestinas en parajes solitarios alejados de la civilización es cosa del pasado. Ahora, además de fosas clandestinas, se encuentran fosas acuáticas, panteones, pozos gigantescos o al pie de la carretera, ya de plano.

Las historias de violencia se han multiplicado en Jalisco durante los últimos años , niños huérfanos y viudas.

Más allá de hallazgos de bolsas de color negro que contienen “restos humanos”, intentemos dimensionar el tamaño del problema y las tragedias que se viven en miles de hogares en nuestra entidad en relación a la inseguridad, violencia e impunidad. El fenómeno se sucede día tras día en nuestra entidad, me ha llevado a investigar en qué otro país del mundo sucede algo similar o aproximado, como para tenerlo como punto de comparación y hacer los respectivos contrastes; lamentablemente, hasta el momento, no he encontrado otro país en el orbe que esté viviendo una tragedia siquiera parecida.

Cuando se nos dice que encontraron en una fosa a 100 personas, (con la finalidad de entender la dimensión de la tragedia que vivimos en Jalisco), es hablar de alrededor de ocho toneladas de personas sin vida: de carne, huesos, uñas y dientes. Todos ellos con una historia (mala, buena, no lo sabemos, nunca nos informan quiénes eran las víctimas, y en algunos casos la autoridad generaliza y revictimiza diciendo que eran delincuentes).

Es lamentable escuchar testimonios desgarradores de madres que piden a las autoridades les entreguen “cuando menos” las partes que faltan de sus hijos.

Las fosas clandestinas siguen apareciendo a lo largo y ancho de nuestra entidad. Si nos pudiéramos comparar con otro país con un fenómeno desbordado en cuanto a violencia e inseguridad se refiere, lo mas aproximado sería Colombia en los tiempos de Pablo Escobar. Autoridades ineptas y corruptas han convertido a Jalisco en una gran Necrópolis, que bien podría publicitarse como “atractivo” turístico los tour de casas multipropósitos, en donde retienen personas, las torturan, desmembran y entierran. Pues ya tenemos decenas de casas que bien podrían ser los museos de la vergüenza en Jalisco.

Según el Secretariado Ejecutivo, Jalisco es la entidad con la mayor cantidad de personas desaparecidas y de cuerpos encontrados en fosas en el actual sexenio. Al menos el 10% de las víctimas de homicidio es enterrada de forma clandestina.

En la zona metropolitana el primer lugar con más personas desaparecidas es Tlajomulco, con 124 casos, Zapopan ocupa el segundo lugar con 87, y el tercer sitio es para Guadalajara, con 73 personas desaparecidas.

En apenas un año y medio del actual sexenio ya suman más de 428 los cuerpos de personas asesinadas descubiertos en fosas clandestinas en diversos municipios del estado, cifra que seguirá en aumento tras el hallazgo de cinco fosas más que aun no son revisadas.

Los cuerpos que se han logrado identificar (poco) menos de la mitad corresponden en su mayoría a personas reportadas como desaparecidas o no localizadas.

En Jalisco, hay mas de 2 mil 300 mujeres y hombres reportadas en esta condición tan solo en lo que va del actual sexenio.

La cantidad de cuerpos descubiertos en las fosas es tal que ha elevado en más de 10% el total de homicidios reportado en Jalisco, que a su vez es de las primeras con la mayor cantidad de asesinatos en el país.

Hasta la semana pasada, los datos de incidencia delictiva publicados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) arrojaban para Jalisco un balance de 700 víctimas de homicidio entre enero y abril de 2020. Pero el fin de semana pasado la cifra se modificó y se elevó a 888 víctimas.

Entre el 1 de diciembre de 2018 y 31 de diciembre de 2019 se localizaron en Jalisco 213 cuerpos en fosas clandestinas, de acuerdo con un balance dado a conocer por la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas. A ello se suman los 215 confirmados este año, con lo que la cifra en año y medio ya es de 428 víctimas encontradas en fosas.

Aunque la Comisión prevé actualizar el reporte nacional a mediados de julio, autoridades federales adelantaron que Jalisco es la entidad con el mayor numero de cuerpos localizados en fosas en lo que va del sexenio.

¿Quiénes son las personas encontradas en las fosas? Hasta ahora la Fiscalía estatal dice que a través de diversos peritajes se ha conseguido identificar aproximadamente al 50% de las víctimas, de las cuales el 85% corresponden a personas que habían sido reportadas como desaparecidas en la entidad.

Jalisco es el estado con la mayor cantidad de personas desaparecidas a nivel nacional desde diciembre de 2018, fecha en que inició la administración del gobernador estatal en funciones.

De acuerdo con el reporte dado a conocer por la Comisión, hasta enero pasado sumaban 2 mil 100 personas reportadas como desaparecidas en la entidad, a las que ya se habrían sumado al menos 200 mas en lo que va del año según autoridades estatales. Jalisco concentra el 40% de todas las desapariciones reportadas en el país.

Los datos oficiales de la Comisión Nacional de Búsqueda arrojan que, de las 2 mil 100 personas desaparecidas en Jalisco hasta el cierre del año pasado, 275 son mujeres y 212 son menores de edad.

De acuerdo con los datos oficiales de incidencia delictiva, en los primeros 18 meses de la administración vigente (diciembre de 2018 a mayo de 2020) Jalisco acumula un total de 3 mil 998 víctimas de homicidio doloso, el 10% de ellas localizadas en fosas clandestinas.

Comentarios

Acerca del autor

Francisco Jiménez Reynoso

Doctor en derecho y miembro del Observatorio en Seguridad y Justicia de la Benemérita Universidad de Guadalajara.

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir