Search
Generic filters
Filter by Categorías
Criterios
Debate Abierto
El Rincón de Clío
Elemental
Filosofando
Hostal
Júpiter
Las Uvas de la ira
Mirada Violeta
Nada que Perder
Partidiario
Puntos y Contrapuntos
Qucho
Terra Plana
Trascendidos
Cultura
Escenarios
Deportes
Más Que Un Juego
Exclusivas
Nación
Centro
Estados
Orbe
América Latina
Asia
Estados Unidos
Europa
Partidero TV
Política
Región
Jalisco
Occidente
Sin categoría
Urbe
Filter by Format
Audio
Gallery
Link
Map
Video

Select Page

Vacunación: ¿pichicatería y cálculo político?

A la llegada del primer lote de vacunas anticovid al país ─apenas tres mil dosis─, el titular  de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, proclamó orondo que era “…el principio del fin de la pandemia en México”. vacunación

Sí, pero en tanto, los contagios crecen y pasan, oficialmente, de 1.4 millones, mientras las muertes se acercan a las 130 mil. ¿En cuánto tiempo se va a vacunar a una población tan grande ─117 millones de personas─ con abasto tan limitado si en cada vuelo especial fletado desde Europa se traen sólo unos miles de dosis pudiendo traer muchas más para abaratar costos, cosa que no se hace?

¿Serán movimientos calculados? ¿Será austeridad o simple pichicatería y, hasta donde ajuste? ¿O la espera de que quienes puedan la compren para ahorrarse una lana?

Ciertamente, con el desembarque ayer de 53 mil dosis, el más alto hasta ahora, el total de las vacunas recibidas rebasa las 100 mil, que cubrirán apenas la séptima parte del personal médico y que el presidente estima en 750 mil (los integrantes de ese sector aseguran que son al menos un millón) y que con toda razón tienen prioridad, pero son insuficientes esos medicamentos preventivos.

No entiendo el porqué de ese acarreo de dosis tan limitado, tan a cuentagotas hasta ahora así haya llegado ya el cargamento de 53 mil vacunas en un solo viaje. Argentina, nos puso el ejemplo: en un solo vuelo de su línea  aérea bandera trajo desde Rusia 300 mil aplicaciones de la Sputnik-V y, de inmediato, inició la distribución en sus 24 provincias. Su demanda total será de 51 millones de dosis. Para ello tienen ya preparados cerca de 8 mil centros de reparto y 116 mil vacunadores.

En nuestro país, AMLO adelantó ayer que las brigadas de vacunación conformarán un ejército de 120 mil personas que se concentrarán en 10 mil centros integradores. Cada uno de estos centros constará de doce personas: 2 dedicadas a la vacunadoras, 2 voluntarias de las que no se sabe que papel desempeñarán; 4 promotoras sociales que entregarán los apoyos económica a los adultos mayores y 4 elementos de las fuerzas armadas, cuya labor será vigilancia y auxilio.

Sin embargo, hasta ahora la distribución del medicamento preventivo se hace de manera selectiva y en cantidades insuficientes, así sea sólo para el sector salud, pero no hay un  calendario de aplicación a quienes están en el primer frente de batalla. Hay quejas de que a enfermeras y médicos los hacen esperar horas para ser vacunados y en ocasiones se deja de lado a algunas de esas personas sin mayores explicaciones. De ser sólo dos o cuatro (incluidos las o los voluntarios) quienes se dediquen a inyectar, tendrán que hacer una labor titánica para en un lapso que concluya en marzo, estén inoculadas las personas mayores de 60 años.

Lo que no se entiende bien todavía es la entrega y aplicación de las dosis como se ha hecho hasta ahora sin seguir un aparente orden y lógica. O se hará como las calabazas en la carreta que se acomodan solas en el camino.

La CDMX y el Estado de México que concentran el más alto número de personas -y también de infectados-, han sido los más abastecidos, pero no hay, en lo que se ha hecho y dicho hasta ahora, un orden descendente para áreas metropolitanas que le siguen en población general y médica en particular como: Guadalajara, Monterrey, Puebla, Tijuana, Ciudad Juárez y El Bajío, para quienes también urge la vacuna anticovid.

No entiendo si esa forma de distribución empleada por la federación esté fríamente calculada y en el fondo tenga que ver alguna estrategia política de dar, atrasar o restringir la vacunación, que sería lo peor que pudiera suceder en un año electoral como éste, pues, por principio de cuentas serán los integrantes de Sembrando Vida o “servidores de la nación”, mayoritariamente grupos pertenecientes a alguna denominación cristiana,  quienes llevarán listas de la tercera edad que reciben los apoyos. ¿Y los que no aparezcan qué?

La duda entonces es si habrá o no equidad en la vacunación, si se aplicará en tiempo y forma independientemente de colores ideológicos, de partidismo o apartidismo.

The Britich Medical Journal (The-BMJ), prestigiado medio especializado en medicina, señala en su edición de hace seis días que las altas cifras de fallecimientos por covid en nuestro país, empezando con las del personal de salud, “más que en cualquier otra parte del mundo”, México ocupa el primer lugar por negarse el gobierno a bloquear y expandir las operaciones de prueba y rastreo de la enfermedad, por lo que el resultado ha sido devastador para enfermeras y médicos particularmente.

En tanto, la información del mismo medio calcula que en México el 30 por ciento de la población podría haber sido contagiada, una cifra muy superior a la manejada por Salud.

Mientras tanto, a pesar de que mucho se dijo desde lo más alto que estaban preparados para hacerle frente a la pandemia, de que se podían darse besos y abrazos y que el cubrebocas no era indispensable y hay autoridades que se presentan en público sin él ala tiempo que decían que con los amuletos y portarse bien bastaba, hoy la realidad es totalmente diferente, aunque también hubo declaraciones de que íbamos muy bien estábamos al final del túnel, de pronto estamos convertidos en el país con la más elevada letalidad en el mundo por SARS-Cov2: 8.8 personas mueren aquí por cada cien enfermas; muy abajo, el segundo y tercer lugar, Irán con 4.5, e Italia con 3.5, según datos dados a conocer esta semana por la Universidad Johns Hopkins-

¿Alguien podrá salvarnos?

Nos falta otro Chespirito.

Pero nos sale el director de la OMS, Tedros Adhenom Ghebreyesus hace un mes con aquello de que “nos gustaría pedirle a México que sea más serio”. Y no lo somos.

También te recomendamos:

11 de enero: México estará recibiendo 436 mil vacunas por semana

vacunación

Comentarios

Acerca del autor

Felipe Cobián Rosales

Ex jefe de Información de Notisistema y Noticentro. Excorresponsal de Excelsior, La Jornada y Proceso. Fundador de Semanario Diez y Proceso Jalisco.

anúnciate aquí-partidero-publicidad

Hemeroteca